Ayuntamiento de Lillo Tlf: 925 562 321

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

El Gobierno regional ha destacado el papel del movimiento asociativo en la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres. Así lo ha señalado la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, durante su intervención en la 43ª Asamblea Regional de Viudas de Castilla-La Mancha.

Martínez ha señalado que “las mujeres siempre hemos creado alianzas entre nosotras que nos han servido para superar todos los límites que la sociedad nos ponía lo que nos ha valido para darnos cuenta de que podemos dar un paso más”.

En este sentido, ha añadido que “todas las mujeres que forman parte del movimiento asociativo ponen a disposición del resto ayuda para que aprendan a vivir en autonomía, y es el caso de las mujeres viudas, que desde el primer momento encuentran un respaldo entre ellas mismas”.

Martínez ha subrayado la importancia que tiene que las mujeres hayan alcanzado cuotas de igualdad “que no se podían pensar hace años y que hacen que cada paso que damos nos encontremos con una reacción por parte del patriarcado”.

La directora del Instituto de la Mujer ha insistido en que “el cuidado de las tareas del hogar por muy satisfactorias que sean, no pueden recaer solo sobre las mujeres, los hombres deben ser corresponsables y que el esfuerzo que se realiza en este sentido se tiene que ver compensado y recompensado por la sociedad, por eso desde el Gobierno regional hemos recuperado las ayudas a este tipo de asociaciones que durante la anterior legislatura habían desaparecido".

43ª Asamblea Regional de Viudas de Castilla-La Mancha

El municipio toledano de Lillo ha acogido en el día de hoy la 43ª Asamblea Regional de Viudas de Castilla-La Mancha que ha reunido a más de 800 personas para abordar algunos temas como las pensiones de este colectivo o el trabajo que realizan desde las asociaciones de mujeres para y por la sociedad.

Junto a la directora del Instituto de la Mujer se encontraba Rosario Vicente Durá, presidenta nacional y regional de las asociaciones de viudas, Charo Navas, directora provincial, así como Julián Sanchez, alcalde de Lillo, y númerosos alcaldes y concejalas y concejales de municipios de la comarca.