Ayuntamiento de Lillo Tlf: 925 562 321

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

La presidenta de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Toledo, Blanca Corroto, ha manifestado que la Consejería de Agricultura plantea en el borrador de los “Planes de Gestión de Zonas de Especial Protección para las Aves Esteparias de ambientes agrarios” de Castilla-La Mancha limitaciones más propias de Parques Naturales que de zonas ZEPA. La responsable provincial de ASAJA hizo estas declaraciones anoche en Lillo en el transcurso de una reunión con agricultores afectados por la ZEPA “Área Esteparia de la Mancha Norte” para explicarles las alegaciones de la organización agraria a los planes de gestión.

ASAJA considera que los planes de gestión tienen que redactarse bajo la filosofía del desarrollo sostenible, que es lo que establece la Unión Europea, y aquí se marcan pautas de conservación estricta como si hablásemos de Parques Nacionales. En este punto, la organización agraria demanda que, en relación con las zonas ZEPA, se apliquen las directivas comunitarias encaminadas a la protección de las aves, así como la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, vigente en España, sin añadir más restricciones de las exigidas por Bruselas o a nivel nacional.

El sentir de las Directivas que constituyen la base de Red Natura 2000, Directiva Aves y Directiva Hábitats, es el de la compatibilización de la actividad económica en los espacios así catalogados con medidas de conservación de los mismos, con la idea de avanzar en el desarrollo sostenible, compatibilizando y conjugando desarrollo social, económico y ambiental, y no llevando a la ruina de las explotaciones agrarias allí ubicadas. ASAJA se opone a que la Red Natura se haga a costa de los agricultores. Un principio básico de las políticas ambientales de la Unión Europea es “quien contamina paga”, del mismo modo cabría entender implícitamente que quien descontamina cobra.

En el acto de Lillo intervinieron también el concejal de Agricultura de la localidad, José María Jimeno, y el secretario general de ASAJA Castilla-La Mancha, José María Fresneda, quien mostró el rechazo de ASAJA a unos planes de gestión en los que no se tiene en cuenta la figura del agricultor. En este sentido, afirmó que “no se puede idear la gestión de una zona obviando el desarrollo socioeconómico de la misma”

Por su parte, Blanca Corroto también explicó a los agricultores que el objetivo principal es que se deje de considerar a la agricultura como un peligro para las aves, cuando está demostrado que la población de especies protegidas va en aumento y proliferan por los cultivos, razón por la cual “cualquier actividad agraria se tiene que considerar compatible con la ZEPA, ya que no hay datos, ni informes fiables y rigurosos que aconsejen lo contrario”. En este sentido, la dirigente agraria defendió que los planes de gestión no se pueden basar en conocimientos científicos no disponibles y demandó que se haga primero un estudio y análisis de la zona en cuestión con la supervisión de los agentes sociales implicados.

“El objetivo tiene que ser el desarrollo sostenible socioeconómico de la zona afectada, manteniendo la actividad agraria, siendo compatible con el mantenimiento de la población de aves existentes en la zona. Para ello se pretende tecnificar y modernizar las explotaciones agropecuarias”, ha recalcado Corroto, quien, además, ha informado del rechazo de la organización a la subdivisión de las zonas ZEPA y ha abogado por eliminar la zonificación en áreas A, B, C y que todo el territorio sea considerado con los mismos condicionantes, para la sencilla realización del plan de gestión.

 

Fuente:http://eldiadigital.es/not/185438/asaja-rechaza-que-se-quieran-imponer-restricciones-de-parques-nacionales-en-las-zonas-zepa/